Acompaño las mujeres altamente sensibles y empáticas a gestionar su alta sensibilidad para tener una vida merecida y confiar en ellas mismas.

¡Hola a todos!

Mi nombre es Diana y muchos me dicen que soy un Angel de la Tierra.

Actualmente ofrezco sesiones individuales para personas altamente sensibles que tanto me fascinan porque tenéis muchos potenciales que aún no han sido descubiertos. Como ya os podéis imaginar tengo una alta sensibilidad por la cual en principio sufrí mucho, pero desde sufrimiento vino el crecimiento y aquí estoy para compartirlo con vosotros. Mis síntomas o diferencias de los demás ya lo empecé a notar como niña. Me acuerdo muy bien que mis padres y mi hermano cada noche se juntaban en el salón, mirando alguna película juntos y a mí solo me apetecía estar en mi cuarto. Solía pasar mucho tiempo sola en mi cuarto, haciendo manualidades, pintar, haciendo joyería, escribir, tenía muchos hobbies y realmente en todas era buena pero me cansaba muy rápido de lo mismo. También me contó mi madre que me apunto al baile porque no me he socializaba mucho con otros niños. 

Otra cosa que me marcaba mucho es que tuve mucha necesidad de ayudar. Siempre cuando me preguntaban qué es lo que quiero trabajar cuando seré adulta, mi respuesta era ayudar a la gente. Pero no lo tenía claro en qué sentido, ni cómo. Esto ya se veía porque siempre defendía las amigas más débiles incluso tanto que las profesoras me preguntaban si soy la abogada de los demás. Cuando he visto alguien más débil me salía mi genio de protección. Y lo mismo me pasaba con animales, tenía una conexión con animales muy profunda.

La intuición era mi fuente que me llevaba por la vida. No sabía que es, pero le hacía caso. Siempre cuando sentí que tengo que cambiar algo o terminar con algo o mudarme a otro país, lo hice sin dar muchas vueltas  y no me importaba que es lo que me dicen los demás. Siempre defendía lo que hago y lo que siento. Cuando empecé darme cuenta que me canso físicamente y energéticamente muy rápido si estoy al lado de personas negativas, o en un ambiente toxico, y que al mejor lo que siento no es mío, he empezado a buscar porque todo lo que pasa alrededor mío siento con tanta intensidad. Y me preguntaba porque nadie mas no siente lo mismo… Y así poco a poco empecé a descubrir que soy una persona altamente sensible e empática y que por eso tengo mucha tendencia a ayudar a los demás, una intuición muy alta, mucha creatividad, empatía, etc

Como he sido siempre deportista y la salud es lo principal en mi vida, al final escogí Universidad de educación física. Y ya en mi trabajo final me acercaba más al tema Wellness, Well- being, que componentes son necesarias para que una persona tiene un bienestar. A partir de ahí mi camino me ha llevado a España, donde terminé el Curso Superior de Atención socioeducativa en la infancia con dificultad social, y cogí experiencia en autoayuda  en un Centro de Atención de Drogodependientes.

Aparte constantemente buscaba las respuestas sobre mí en los libros, talleres, astrología, crecimiento personal, diferentes tipos de Yoga, terminé otro Curso Superior de Naturopatia y Terapias Complementarias, me iniciaron en el Reiki Nivel 1, hice Taller de Transgeneracional en Instituto Esencia Bio-Logica , y empecé a trabajar en el centro de Terapias naturales con Biomagnetismo como terapeuta, donde también me forme en Biomagnetismo con Dr. Salvador Gutiérrez. Ahi me di cuenta, que necesito trabajar por mi cuenta, con personas que realmente necesitan mi ayuda desde mi propia experiencia. Y esto es lo que me llevó hasta aquí. Al final llegué a mi nuevo camino que es ayudar a las personas altamente sensibles e empáticas, donde puedo profundizar más porque yo misma he vivido esta experiencia, y lo sigo viviendo solamente que ahora mi sensibilidad la utilizo a mi favor y no como mi debilidad.

Las herramientas que utilizo las he conocido y probado y me han funcionado para conseguido una vida merecida y un bienestar, donde puedo disfrutar de mi día a día, mi profesión, amigos, familia y más importante de mi misma. Tengo las respuestas de primera mano, y puedo empatizar muy bien con tu problemática. Y como ya he comprobado que es lo que me ayuda y que no, tú tendrás un camino más rápido y más fácil porque simplemente tienes que utilizar estas herramientas en tu día a día. Aparte  de esto me encanta apoyar las personas, que aún no han reforzado su creencia en ellas mismas, y sé que viene muy bien que hay alguien a tu lado mientras no la consigues.

Mi intención es apoyar mis clientas en su camino de autoconocimiento porque muchas veces lo que necesitamos es alguien que confía en ti. De esto me di cuenta un día cuando tuve la conversación con un conocido y me pregunto porque no hago mi propio proyecto ya que tengo suficiente experiencias, y mucho para ofrecer. En este momento se me paso un pensamiento por la cabeza: “¿Porque esta persona cree en mí, y ni siquiera me conoce bien, y yo que vivo toda la vida conmigo no creo en mi misma?” A partir de este día mi punto de vista ha cambiado y decidí para un cambio radical. Esta fortaleza y la confianza en misma la quiero compartir y despertar en las demás. Porque todos nos merecemos disfrutar de la vida.

Os quiero,

Diana