El arte de amarte

amate a ti misma, mujer altamente sensible

Hace tiempo que tenía este dibujito hecho en Canva, y no lo publiqué. No lo publiqué porque pensaba que ya he escrito bastante sobre el amor propio, pero hace un par de días, una chica muy especial, me pregunto como quererse más. Y me hizo pensar. Me hizo pensar que estamos en una era donde tenemos que aprender y estudiar como querernos. Hemos llegado a un punto donde no sabemos, como cuidar de nosotros mismos, como sorprendernos, como tratarnos, como hacernos feliz. Porque cuando queremos a otra persona sabemos perfectamente que es lo que necesita para hacerla feliz y cuando esta persona somos nosotros mismos nos quedamos en blanco. ¿Por qué amarnos a nosotros mismos es tan difícil? ¿Por qué cuando nos equivocamos, nos cuesta tanto darnos otra oportunidad? Dime cuantas veces la has dado a otra persona.  ¿Porque vemos a otros súper poderosos, súper guapos, súper especiales, y no a nosotros mismo? No sé muy bien como contestar a estas preguntas, pero sí a la pregunta de ella. Mi amiga, mi jefa, mi súper poder. Porque igual que ella, lo mismo me preguntaba yo, y lo mismo nos preguntamos todos. Os escribiré un par de ejemplos que es para mi quererme y amarme, y si tengáis más cosas lo podéis añadir sin ningún problema. Son cosas, actividades, actitudes que a mí me hacen sentir bien. Pero cada individuo tiene que descubrir sus propios. ¿Cómo? En principio practicar los de otro, para ver cuáles son que a ti te sientan bien y cuáles no. Y cuando ya descubres uno o dos, coges el truco, y ya no haces otra cosa que no está relacionada con amor incondicional.

Obviamente no existe ninguna poción mágica, sino que debemos tomar conciencia de que solo cada persona puede mejorar en este sentido a base de constancia y siguiendo algunos consejos basados en las experiencias de otras personas.

  1. Trátate con cariño y respeto, siempre: Eres lo mejor que te ha pasado, tu mejor amiga, tu mejor amante, la única persona con cual estas 24 horas por dia. Tienes derecho a ser feliz. Acaricia tu cuerpo, bésalo, mírate en espejo y háblate cosas bonitas tan como lo dirías a las personas que quieres.
  2. Regálate tiempo: La mejor manera de encontrase con uno mismo y desarrollar tus habilidades sin prisa pero sin pausa es pasar tiempo contigo misma. Tomate un descanso cuando el cuerpo te lo pide, ve a la playa, disfruta del sol, respira y simplemente relájate. Olvida de todo lo pendiente, del trabajo, de los problemas, del mundo entero. Regálate este tiempo solamente para ti.
  3. Practica una actividad que te guste: elije una actividad que te haga feliz. Cualquiera, bailar, cantar, hacer deporte, pintar, dibujar. Y muéstralo al mundo. Eres pintora pero nadie lo saber. ¿Por qué? Comparte tus actividades con los demás, muestra lo que tienes en tu interior.
  4. Cada noche antes de acostarte piensa en las cosas buenas que te ha traído el día, los retos superados, los errores que has cometido pero que de ellos aprendiste. Agradece un día más, ya que nadie nos asegura mañana.
  5. Pasar el tiempo con la gente que quieres: pasa tiempo, momentos con la gente con quien te sientes bien, puedes ser tu misma, no tienes que esconder partes de ti, te aceptan y te quieren con tus más y menos.
  6. Empezar a pensar en positivo: el “no puedo” por “voy a intentarlo”, “voy a tener éxito”, “todo me va bien”. Parece un tópico pero forzarse un poco a mirar las cosas buenas de la vida nos ayuda a salir de la dinámica negativa. Si nos damos cuenta de que tenemos muchas cosas a valorar es más fácil que salgamos del bucle negativo. Aquí a mí personalmente me ayudaron mucho los audios de Louise Hay, Wayne Dyere, Neal Donald Walsh, Oprah Winfrey.
  7. Come lo que te apetezca: pero con cabeza. Cocina para ti con amor, prepárate lo que mucho tiempo deseas y no tienes tiempo para hacerlo. Permítete comer un helado, y no solamente los días cuando lograste algo. Justamente el día que todo te va mal, date un capricho. No te machaques el día cuando más te necesitas.
  8. Cuidarte: ¿Cómo me cuido? Así como cuidas a tu bebe, tu hermana, tu marido o tus amigos.  Darte algún capricho, ponerte guapa, ir al Spa, disfrutar de los baños debajo de la luna llena. Todo esto significa cuidarte. Y mucho más. Utiliza tu propia creatividad, imaginación, deseos que están dentro de tu cabeza pero no se realizan porque no les haces caso.
  9. Pedir y aceptar la ayuda de otro. No todo podemos hacer solos, si podríamos no estaríamos tantos en el planeta. Cuando necesitas ayuda pídela, pero pídela de alguien que sepas que puede ayudarte. O solamente di a voz alta que es lo que necesitas, y te sorprenderás como hay gente alrededor tuyo que si que quiere ayudarte. A veces contamos con la gente que alomejor en este momento no puede empatizar contigo y encuentras otras personas que ni siguieres pensabas que te van echar una mano. Pero ahí están, esperándote que aceptas la ayuda.

Esto solo son un par de consejos que a mí me han ido bien, que los he probado y que ojala a ti también te ayudan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Diana Hudolin
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que realizas en este blog.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email OVH y en los servidores de Google Drive, todos ellos que cumplen con la RGPD
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@dianahudolin.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.